Cultura Farándula locales

El escribano del Amor.

Su día a día pasa entre cuartillas escritas en una maquina escapada del olvido, allí todos los días activa las teclas de su vieja máquina para crear pensamientos diversos según la necesidad de su cliente, desde mensajes de amor hasta pensamientos de superación. Concentrado y muy atento al detalle termina esbozando una sonrisa de satisfacción.